Seleccionar página

Qué difícil es escribir, despedirse, llorar a un amigo, a un compañero. Solo quienes tuvieron la desgracia de tener que hacerlo pueden entenderlo, solo quienes fueron tocados de cerca pueden manifestar lo real de esos momentos que esta familia municipal hemos vivido en estas horas. Con Profundo dolor.. Así despedimos a nuestro compañero y amigo José Atilio Beltrán, sus restos fueron velados en la Alcaldía Municipal desde el día de ayer al medio día, entre quienes lo vimos soñar, luchar y abrirse camino por la vida
Atilio, amigo, hermano, compañero, sé que desde el cielo estarás pidiendo a Dios fortaleza para los que te seguimos llorando, sé que desde donde estés vas a alentarnos para seguir luchando para que vivamos unidos en el amor de Dios, en Paz. HASTA SIEMPRE HERMANO